Crear un Negocio Online es Fácil si sabes cómo.

Descúbrelo en mi ebook, GRATIS.

Excusas para no emprender… un perfecto mecanismo para esconder nuestros miedos cuando hemos de iniciar un negocio.

¿Estas pensando en emprender un negocio pero todavía no has hecho nada al respecto?

¿Estas en paro y todavía no te has decidido a emprender un negocio?

¿Sentado esperando a que te llamen para ofrecerte un trabajo?

Si ya lo sé, has enviado tu currículum a todas las empresas en 50 km a la redonda pero no te llaman, tú no tienes la culpa.

La economía está fatal, tú no tienes la culpa.

Eres demasiado joven, tú no tienes la culpa.

Eres demasiado viejo, tú no tienes la culpa.

Tu estás poniendo excusas para no emprender un negocio, y en tu interior sabes que deberías hacerlo.

Cuando las cosas se tuercen, cuando no van como nosotros desearíamos, es habitual que nuestro dedo acusador señale como culpable de nuestra situación a factores externos.

Todos tienen la culpa menos nosotros mismos.

Es que el gobierno ya no me paga el subsidio de desempleo.

Ok, no hay subsidio, pues tendrás que trabajar.

Es que no hay trabajo.

Ok, no hay trabajo, pues tendrás que inventarte uno.

Tendrás que emprender.

Pero emprender es duro, si. Y aquí es donde tendrás que empezar a pagar… con sudor.

Por eso es muy fácil ante esta opción de emprender un negocio encontrar mil y una excusas para no hacerlo. He oído muchas y casi todas son fácilmente rebatibles.

Este es un resumen de las

Excusas para no emprender un negocio más frecuentes.

Excusa para no emprender num.1

No tengo tiempo para emprender un negocio.

Si estás en paro… sin comentarios, de esto vas sobrado.

Si todavía estás trabajando en un trabajo mal pagado, que no te satisface, en el que sientes que se aproxima el cierre de la empresa, esta es una de las excusas para no emprender favorita.

A ver, el día tiene 24 horas.

Tu trabajas ocho horas. Está bien, te explotan, trabajas doce.

Necesitas dormir siete.

Te quedan cinco.

Te aseguro que con ese tiempo, si consigues 2 ó 3 horas diarias de forma constante, de manera que puedas ir planificando y emprender un negocio en internet, puede ser suficiente.

La ventaja de hacerlo en internet es que puedes hacerlo poco a poco, y mantener tu trabajo hasta que tengas unos ingresos suficientes para dejarlo, si es lo que quieres.

Excusa para no emprender num.2

No se hacer nada que permita emprender un negocio.

Ok, tú piensas que no sabes hacer nada. Pues tendrás que analizarte y encontrar eso que tú sabes hacer mejor que los demás, aunque todavía no lo sepas.

Créeme, lo hay.

Piensa en eso que todos los demás admiran de ti, aquello que tu haces con suma facilidad y que a los demás les parece difícil.

Aquello que, cuando lo haces, los demás te quedan eternamente agradecidos.

Si es posible, es alrededor de ese don, de esa habilidad, entorno al cual habrás de emprender tu negocio.

Si consigues despertar tu espíritu emprendedor y ponerlo al servicio de este don los resultados pueden ser increíbles.

Cuando tenemos determinada habilidad muchas veces pasa desapercibida para nosotros mismos, por que lo encontramos normal, eso no quiere decir que no la tengamos.

Puede que todavía no tengas esa habilidad pero siempre hubieras querido tenerla, desarróllala.

Por ahí tendrás que comenzar a explorar.

Excusa para no emprender num.3

Tengo una idea genial pero no se como utilizarla para crear un negocio.

Ok, tendrás que formarte.

Nadie de los que estamos aquí nacimos sabiéndolo todo.

Nadie.

Todos hemos tenido que ir aprendiendo lo que necesitábamos para convertir nuestras ideas en una fuente de ingresos.

Precisamente de eso se trata emprender.

En todo caso no es tan complicado.

Deberás:

a) Saber comunicar adecuadamente las necesidades que tu producto o servicio va a cubrir.
b) Encontrar los potenciales clientes que puedan estar interesados en el mismo y dispuestos a pagar por él.
c) Ganarte su confianza.
d) Trabajar para ellos honesta e íntegramente.
e) Conocer las herramientas que te permitirán ponerte en contacto con ellos de manera eficaz.
f) Completar la transacción económica respetando el marco legal de tu país.

Esta formación requiere unos mínimos básicos antes de comenzar tu emprendimiento.

Mi experiencia me dice que se adquiere, que se ha de adquirir, a medida que nuestro negocio crece y nosotros con él.

Has de emprender un negocio mientras aprendes como hacerlo.

No esperes a emprender tu negocio a saberlo todo, porque eso no pasará nunca.

No escatimes en formación, pero sólo cuando sepas exactamente lo que necesitas.

Para emprender un negocio, más que formación lo que se necesita es acción.

Escucha a Machado: “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”.

Nadie va a mostrarte el camino exacto, como mucho algunos alumbrarán tu camino, eres tú el que has de caminarlo.

Excusa para no emprender num.4

No tengo suficiente dinero.

Ok, tendrás que emprender un negocio con poco o ningún dinero.

Esto es algo que yo he hecho en todos los negocios que he iniciado. Llámame prudente.

Si tu gran idea necesita una financiación inicial elevada y no dispones de ella simplemente no la podrás llevar a cabo, punto.

Déjala para más adelante, ya le llegará su hora.

Cuando puedas financiarla con recursos propios ya la retomarás.

Ahora céntrate en llevar adelante algún modelo de negocio en el mismo sector, que necesite la inversión que puedas hacer por tus propios medios.

De esta manera te irás posicionando en el mercado y lo irás conociendo para cuando le llegue el momento a la gran idea.

Excusa para no emprender num.5

No encuentro oportunidades par emprender un negocio.

¿Que qué?

Las oportunidades de emprender un negocio no te las encuentras dando un paseo por la calle, al girar una esquina.

Surgen de un profundo conocimiento de tu mercado, de sus necesidades, de tu competencia, del entorno.

¿Como pretendes conocer todo esto si no estás en el campo de batalla?.

Cuando consigas emprender tu negocio, ya lo verás, irán surgiendo a tu alrededor oportunidades, distracciones, interesantes sugerencias… más de las que puedas imaginar.

Lo difícil será decirles que no.

Y será entonces cuando te preguntarás ¿como podía tener tantas excusas para no emprender un negocio? Tenía que haberlo hecho antes.

Cuando tu espíritu emprendedor se despierta, tu cabeza no para de encontrar oportunidades a la vuelta de cada esquina.

En ese momento deberás tener la capacidad de aprender a decir no a esas nuevas oportunidades, a enfocarte en el negocio que ya has empezado.

En todo lo que he conseguido sacar adelante siempre el trabajo he acabado superando mi capacidad de producción.

Es mi talón de aquiles, no he sabido automatizar, delegar, simplificar… ahora estoy en ello.

Para marcar un gol hay que estar jugando el partido, si estás mirándolo por la tele sólo podrás admirarte, opinar y pensar “que suerte tienen esos futbolistas y cuanto cobran”.

Excusa para no emprender num.6

Todo el mundo que intenta emprender un negocio fracasa.

Ok, todo el mundo puede ser que fracase, pero tú no vas a fracasar.

Esta es la gran mentira, la mayor de las excusas para no emprender un negocio. No te la creas.

Es cierto que el 90% de las empresas no superan los 5 años de vida pero no es cierto que sus dueños hayan fracasado.

En muchos casos esas empresas son cerradas para crear una nueva marca, para emprender una nueva aventura, para posicionarse en un sector diferente, para refundarse con nuevos socios, para aprovechar ventajas fiscales al abrir una nueva, etc.

Y sí, todavía queda un alto porcentaje de empresas fracasadas.

Te aseguro que el fracaso es directamente atribuible a la mala gestión de sus propietarios, por acción o por omisión.

La mayoría de las veces se debe a no haber analizado correctamente el entorno en el que se implantaron.

Otras el fracaso se debe a no haber evaluado correctamente las propias capacidades.

Quizás por no haber respondido con suficiente rapidez a los cambios de tendencia, una mala gestión financiera, excesiva ambición…

Mira, en la esquina de mi calle hay un bar.

Un bar es en lo primero que piensan muchos recién parados que pueden hacer:

“Montare un bar, eso es fácil, poco trabajo y mira la de dinero que le estamos dando al Manolo, seguro que está forrado”.

No entraré aquí en el porqué, pero por ese bar han pasado en 3 años, 5 dueños diferentes.

Todos cerraron por que: “la cosa esta muy mal, es imposible, todo el mundo va al bar Manolo…”.

La verdad es que cuando por fin lo ha cogido una pareja que hace las cosas bien, la cosa ha cambiado.

Abren temprano, cada día a la misma hora.

Tienen siempre de todo lo que pone en la carta.

Cuidan la calidad de su café.

Ha cambiado la distribución de las mesas y han puesto atención a 4 detalles de buen gusto más.

Muy importante, tenían el colchón económico que debían tener para superar los primeros meses.

Y, sobre todo, se olvidaron de todas sus excusas para no emprender.

Como consecuencia les ha ido bien.

El bar sigue abierto después de dos años y la clientela creciendo cada día.

Así que, es igual lo que hagas, pero hazlo bien.

Busca la excelencia, busca el detalle.

Trabaja con orientación al cliente y los resultados llegarán.

Excusa para no emprender num.7

Ya he emprendido un negocio y no he tenido resultados.

Perfecto, eso que tienes ganado.

La experiencia acumulada te ayudará a hacerlo mejor en tu segundo intento.

Evitarás muchos de los errores cometidos la primera vez.

No dejes que tu espíritu emprendedor se venga abajo por que en tu primera vez cometieras algunos errores.

Que un primer fracaso no se convierta en otra de tus excusas para no emprender, si lo hace, habrás tirado todo ese esfuerzo por la borda.

Aprovéchalo, te aseguro que tu segundo emprendimiento será mucho más sencillo que el primero.

Y bien, ¿Seguirás poniendo excusas para no emprender un negocio?

 

Banner Crear Negocio Online Fácil Post

 

¿Que tal si compartes esto en tus redes sociales? Tus amigos también lo quieren saber.


Javier Lozano
Javier Lozano

Profesor de vocación. Licenciado en Ciencia y Tecnología de alimentos. He desarrollado múltiples trabajos (¿sindrome de culo inquieto?): Director de producción, gerente de un despacho de ingeniería propio, gerente de una academia de repasos propia... Actualmente profesor de secundaria y bachillerato. 6 años en el mundillo de los negocios por internet. Ha llegado la hora de poner cara y ojos a este proyecto y, si me dejas, ayudarte con el tuyo. ¡Encantado de tenerte por aquí!

Leave a Reply

Your email address will not be published.